Socorro, tengo una entrevista de trabajo.

¿Alguna vez has pensado que las entrevistas de trabajo son una discriminación socialmente aceptada hacia los introvertidos? ¿Os habéis parado a pensar lo injusto de hacer pasar por lo mismo a personas con diferentes capacidades mentales? Pensémoslo así: ¿Harías correr la misma carrera a una persona con una pierna y a otra persona que tiene las dos?

Pues si además de introvertido tienes el combo 2×1 y la ansiedad también es tu amiga, el problema se agranda.

El paso previo es fácil, preparar un CV está chupado. Mis habilidades de introvertida, de hecho, me hacen idónea para saber exactamente qué quieren leer y cómo hacer que mis aptitudes casen exactamente con ello. Es más, tengo un 90% de éxito en que me llamen para entrevistas. Pero un día llega, la entrevista digo, y la cara se convierte en cruz. La cal se convierte en arena… espera, espera ¿cual es la buena, la cal o la arena? Es igual, lo que quiero decir es que de repente mis fortalezas son mis debilidades. 

Para empezar, te encuentras respondiendo a preguntas IMPROVISADAS (¡TERROR!) durante más de media hora. ¿Pero qué es ésto? ¿Es que quieren matarme?

panic

Y no es que los introvertidos no tengamos aptitudes y cosas buenas, tenemos un montón, pero difícilmente se pueden mostrar en menos de 1 hora. Somos increíbles dentro de nuestras cabezas, planificamos bien y sabemos ver las cosas desde diferentes perspectivas.  Tenemos capacidad de atención y nos fijamos en los detalles. Suena bien, ¿eh? Si nos dejan tiempo, podemos elaborar ideas cojonudas que además se respaldan en mucha, MUCHA investigación. Pocas veces diremos “no, así ya está bien”, porque bien no es suficiente, nunca. 

Pero en 1 hora de tiempo ¿quién destaca? Pues destacan los enérgicos, los que se sienten cómodos en situaciones sociales, los que improvisan, los que se venden. Ojalá un examen para el que pudieras estudiar en lugar de una entrevista.

Bajo presión los introvertidos nos bloqueamos hasta el punto de no saber juntar 6 palabras para formar una frase y empezamos a soltar una especie de sílabas balbuceadas como si de un bebé se tratase. A veces parecemos bordes, maleducados, pero no lo somos; simplemente nos cuesta la “small-talk”, nos cuesta abrirnos en grupo y puede que lleve a pensar que no sabemos trabajar en equipo. Una vez más: ERROR.

me-with-people-vs-me-on-my-own.jpeg

Escuchamos y sabemos ponernos en la piel de los demás, somos empáticos y normalmente somos PAS (personas-altamente-sensibles). Procesamos la información de manera profunda y puede que por eso no seamos los primeros en contestar y que nos tomemos nuestro tiempo, pero eso no significa que no tengamos capacidad de reacción. ERROR ONE MORE TIME. Nos fiamos de la memoria a largo plazo (y llegar a ella lleva más tiempo) y utilizamos – aunque sea inconscientemente – el sistema STAR.

Personalmente, siempre he notado que la distancia entre mi cerebro y mi boca es mayor que la de otras personas. Es un esfuerzo muy grande conseguir que salga por mi boca exactamente lo que pienso. Ojalá entrevistas escritas!

introverts-what-i-say-vs-what-i-want-to-say.jpg

Os daría trucos, pero no los tengo. Eso sí, sigo celebrando que llevo 2 meses en un trabajo nuevo, lo cual quiere decir que tan mal no lo hice, no?

Lo que sí puedo hacer es daros algunas pinceladas para convertir “lo malo” en “lo bueno” y saber utilizarlo en vuestras entrevistas:

  • Di que eres el tipo de líder que se asegurará de que todo el mundo sea escuchado y de que todos se sientan partícipes.
  • Di que eres capaz de “darle la vuelta a la tortilla”. Que gracias a tu inteligencia emocional puedes convertir lo negativo en lo positivo. Que puedes leer las emociones de los demás y anticiparte a ellas.
  • Di que crees en la empatía y en sus valores. Que haces lo que crees que es correcto y justo para todos. Que no quieres solo una nómina, que necesitas saber que lo que haces tiene algún significado y sirve de algo.

 

Y si todo esto no te sirve, haz como hacía Dori en Buscando a Nemo y “sigue nadando, sigue nadando”, porque en algún lugar los introvertidos triunfaremos y habrá un día en que no hablar cuando te encuentras a alguien en el ascensor sea una virtud.

giphy.gif

 

Ánimo!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s